Volante | Solidaridad con nuestros hermanos y hermanas damnificadas de los huracanes y sismos que han tocado México.

logo-normal

Solidaridad con nuestros hermanos y hermanas damnificadas de los huracanes y sismos que han tocado México.

logo-normal

De las comunidades y pueblos originarios donde provienen los y las normalistas rurales, costas o sierras, los actos de la naturaleza han provocado pérdidas materiales o cobrando vidas. En estos pueblos la ayuda siempre llega tarde, ni las instituciones ni los políticos les interesa el bienestar de estas familias, más bien es la gente que trabaja para beneficio de todos, ayudándose mutuamente, como han podido recuperar la esperanza de que no todo está perdido.

En el estado de Guerrero, la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid en el 2013 causaron bastantes estragos: colonias bajo el agua, destrucción de calles y servicios eléctricos, carreteras bloqueadas, inundaciones, casas devastadas, comunidades incomunicadas, pérdidas humanas. Conocemos su angustia e impotencia: Ayotzinapa no puede ser indiferente ante el dolor y sufrimiento del pueblo, los principios que adquirimos en nuestra formación como normalistas rurales, las condiciones sociales y el entorno donde vivimos, nos obliga a ser empáticos con las víctimas y damnificados de los huracanes y sismos de este mes en el país. El 7 de septiembre el llamado terremoto de Pijijiapan genero graves estragos en los estados de Chiapas y Oaxaca; varios estudiantes de Ayotzinapa son originarios de los pueblos del Istmo de Tehuantepec y de Los Altos de Chiapas, sus hogares y familias sufrieron las consecuencias. La “Caravana por la vida” salió de la Normal Rural de Ayotzinapa el 10 de septiembre conformada en su totalidad por jóvenes de Chiapas y Oaxaca, llegaron dispuestos a apoyar en las labores de reconstrucción y entregamos víveres casa por casa a los habitantes.

A mediados de septiembre, el huracán “Max” llegó a la Costa Chica y Costa Grande del estado de Guerrero, uno de los municipios que más daños sufrió es San Marcos: año tras año los normalistas de Ayotzinapa vamos a practicar a las escuelas primarias ubicadas precisamente en este municipio, sentimos una responsabilidad el devolver el apoyo que tanto nos brindan con nuestra formación. Por ello el 16 de septiembre, el lugar de festejar las fiestas patrias como las autoridades de gobierno, decidimos llevar víveres y visitar las casas de los afectados para ayudarles con labores que requerían para salvaguardar sus pertenencias.

Los estados de Morelos, Puebla y el D.F, fueron azotados por el sismo del pasado 19 de septiembre, que dejó una gran devastación y zozobra, cayeron casas y edificios, mujeres, hombres y niños perdieron la vida, La tragedia que envuelve estos estados nos consterna, y la comprendemos: sabemos cómo se siente la ausencia de los seres queridos, lo hemos sentido durante tres años sin los 43 que se llevó la policía.

El largo andar que hemos emprendido por la exigencia de verdad y justicia para Ayotzinapa lleva 3 años manteniendo viva una llama de dignidad que no se apaga por la luz que nos aportan los compañeros y compañeras que se han solidarizado con nosotros, incontables muestras de apoyo hemos recibido y que nos sirven como energía para mantener firme la protesta de la presentación con vida de los 43 compañeros desaparecidos y el esclarecimiento de los ataques del 26 de septiembre de 2014. A punto de cumplirse 3 años de la masacre en Iguala, los daños de los huracanes y sismos de este mes, la realidad de nuestro pueblo que sufre, nos obliga a modificar nuestras protestas vinculándolas a brindar apoyo a los que tanto padecen la desolación y sacrificio que implican los cambios de la naturaleza.

Sabemos y tenemos plena conciencia de que somos los pobres quienes más padecemos las consecuencias de la naturaleza, así como los malos gobernantes, nosotros somos los que nos quedamos sin techo y perdemos las pertenencias, los que no tenemos reservas de alimentos ni lugar en donde refugiarnos. No son los banqueros o políticos quienes apoyan en labores de rescate, ni los que comparten sus esfuerzos para salvar vidas. Son los pobres los que se organizan para apoyarse. “Ser pueblo, hacer pueblo y estar con el pueblo”, es el legado del profesor Lucio Cabañas nos heredó y que continuamos practicando.

Las brigadas humanitarias “26 de septiembre” son una protesta encaminada a apoyar a los compañeros y compañeras damnificadas de los huracanes y sismos de recientes fechas, impulsadas por normalistas rurales de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) junto con los Padres y Madres de familia de los 43 compañeros desaparecidos.

Nosotros somos empáticos ante el sufrimiento del pueblo, con estas brigadas que llevaran víveres y ayuda, queremos llevar el mensaje de solidaridad, un aliento de fuerza para nuestros compañeros y compañeras que viven en la incertidumbre. Pero también vamos a seguir denunciando que fue el estado quien se llevó a nuestros 43 hermanos, quien asesinó a 3 de nuestros compañeros y 3 civiles más el 26 de septiembre. Las 4 líneas de investigación que nos deja el GIEI son nuestros argumentos contra la “mentira histórica” de la PGR, son nuestra bandera de lucha que levantaremos en todos los lugares en donde lleguemos.

A 3 años de la masacre de Iguala seguimos firmes en la exigencia de la investigación al 27 batallón del ejército y su participación el 26 de Septiembre; mantenemos vigente el señalamiento a los policías y la clase política de Huitzuco, Gro., en la desaparición de al menos 25 compañeros; seguimos apuntando a la exhaustiva indagación del trasiego de droga de Iguala – Chicago como el móvil de las agresiones; y una consigna permanente es el examen de la telefonía celular de estudiantes, funcionarios, policías que estuvieron activos el 26 y 27 de Septiembre. Nuestras protestas continuaran y seguiremos caminando al lado de los padres y madres de familia en el largo andar por la búsqueda de verdad y justicia para Ayotzinapa.

26 de septiembre… ¡No se olvida, es de lucha combativa!
¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!
¡
H. Comité Ejecutivo Estudiantil “Ricardo Flores Magón”
Septiembre combativo 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *